Pero solo si…

Te contaré un secreto:

Eres mi primer pensamiento.

En la mañana, tarde, noche…

No hay por qué sentir reproche.

 

Hubo una chispa entre los dos;

Lo supe cuando te vi a los ojos.

Desde entonces, existe un nosotros

Que nos hace un poquito locos.

 

Quiero todo o nada contigo

Pues el amor a medias es un enemigo.

Si me dejas te acompaño;

Hasta en la luna acampamo’.

 

Tómame de la mano.

Apriétame estando seguro.

Aviéntate y volemos

Porque soñar[nos] merecemos.

 

Quiero que me beses,

Quiero que me quieras,

Quiero amarte de mil maneras,

Pero solo si tú así nos sientes.

 

 

yoann-boyer-349117-unsplash

Dejé de ser

Sin palpitaciones,
Se halló el miocardio
Por enésima ocasión
Durante una agudeza
Entre arritmias y trombosis.Tragos y cerveza
Solían servir de bypass,
Auxiliando al músculo acorazado
Intensamente como desfibrilador
Recuperaban su usual resiliencia.

Cerebro, intentó ocultar;
Las memorias y el tiempo,
Las personas y los momentos,
Lo que estuvo y no está,
Lo que fue y no volverá.

Corazón, cuenta se dio;
Faltaban pedazos,
Eran más las válvulas,
Era más la sangre,
Eran más las piezas irremplazables.

No se pudo luchar
Contra la máquina,
No se pudo evitar
El deceso del alma;
Demasiados trozos sin encaje

Cuando se fueron todos,
Ahí dejé de ser.
Los sueños, los logros
Y los otros corazones…
Los perdí y, entonces, sucumbí.

 

Original escrito: agosto 6 de 2018

Fantasma

Aún retumba tu voz,
Con los ojos cerrados te escucho.
En mi mente día y noche estás,
Es que olvidarte ha sido duro.

Te busco y no te encuentro,
Te has ido y no regresas.
No sé si tienes otro rumbo,
¿acaso no me recuerdas?

Siento que tu esencia,
En este corazón se queda.
Pues para deleitar un recuerdo,
No hace falta que sea concreto.

Te ausentas,
Todo se esfuma…
Frívolas escaramuzas
Que nos convierten en espuma.

Me dejas sin aliento,
Casi me matas del suspenso.
Escalofrío.
Estremeces todo mi ser,
Hasta que desapareces otra vez.
Sombrío.

Fantasma,
¿te quedas o te marchas?
Frío como la mañana,
Vacío como las noches largas.

 

Original escrito: 28 de enero de 2017